9 cosas que solo entenderás si llevas lentes

0

Yo uso gafas para ver de lejos y si bien me facilitaron muchas cosas, también me traen ciertas complicaciones. Quiero saber algo ¿Usas lentes? ¡Entonces seguro que algo de esto te está pasando ahora mismo!

1. Esa habilidad de las gafas por moverse de sitio solas…

l1

Cuando te recuestas de lado para ver la televisión o para leer un libro, es muy probable que tus lentes se corran y que veas todo peor que antes.

No dejes de leer: Hermosas con lentes!!

2. Por no hablar de nuestra cara al no llevar lentes

l2

¡Ni hablemos cuando te los quitas! No te queda otra que entrecerrar los ojos para intentar ver algo o distinguir un automóvil de un perro.

3. ¿Manchas? ¡Si veo perfecto!

l3

Lo peor del asunto es que hay que limpiarlos a cada rato… Primero porque es difícil de ver a través de la suciedad y segundo, porque pueden rayarse.

4. Y al final, los acabas compartiendo con todos

l5

Muchos te deben pedir tus anteojos para probárselos y ahi descubren el tamaño de nuestra miopía. El comentario más corriente es “¡No ves nada!” ¡No se para que quieren probarse los anteojos si no los necesitan! Nunca entendí eso.

5. ¡Y no hablemos cuando llueve!

l4

De más está mencionar que es imposible salir con los lentes en los días de lluvia…a menos claro que tengas limpiaparabrisas o un pequeño toldo sobre su marco.

6. Y la faena que dan cuando hace calor

lentesss

Apuesto a que en los días de calor tus lentes se deslizan sobre tu nariz y tienes que volver a colocarlos en su lugar cada 5 minutos.

7. Las visitas al oftalmólogo son constantes

l6

El oftalmólogo se convierte casi en tu médico de cabecera…afortunadamente con los adelantos de hoy en día es posible saber en pocos segundos la graduación que se necesita.

8. A mayor graduación… Eso es lo que ocurre

l7

Si tu miopia es muy grande, es muy difícil no verse igual que Mr Magoo.

9. ¡Por no hablar del maravilloso arte de las lentes de contacto!

l8

No mencionemos el hecho de usar lentes de contacto, porque también tienen sus desventajas. Son difíciles de colocar, producen una gran molestia cuando hay viento o vuela tierra y si se te llega a meter una pestaña en el ojo ¡el dolor es increíble!

De más está mencionar lo incómodos que son si por un descuido te quedas dormida con ellos puestos ¡tus ojos se pegan!

Te recomiendo: Lentes de sol que mejor van con tu rostro

Si usas anteojos por problemas en la vista, es más que probable que estas cosas te hayan pasado más de una vez y aunque a algunos les parezca gracioso, a nosotras puedo asegurarte que no.