Una niñera le pegó una paliza a este niño y la justicia ha decidido NO castigarla

0

La justicia es ciega y alguna veces ni siquiera puede ver el culpable aunque lo tenga frente a ella. En determinadas ocasiones por motivos burdos el que merece ser castigado sale ileso de su pena y estas injusticias indignan a cualquiera, sobre todo si se encuentra un bebé involucrado; tal es el caso de la familia Marbury proveniente de Oregon quienes han visto como una niñera le pegó una paliza a su niño y la justicia ha decidido NO castigarla.

niñera

Tal vez te pueda interesar: Obligada a llevar tacones, así terminan los pies de esta camarera

Así como lo estas leyendo, el caso Marbury ha revolucionado las redes y ha tocado el corazón de muchos ciudadanos que se sienten impotentes ante esta falla del sistema jurídico americano, aún con fotos y demás pruebas a su mano la corte a la que se presentó el caso tildó de “inocente” a la niñera del bebé de los Marbury, declarando además que posee libertad absoluta sin necesidad de presentarse a la corte periódicamente. El acontecimiento de maltrato que sufrió este pequeño niño sucedió en marzo del 2015, cuando Joshua y Alice Marbury dejaron a su bebé Jacob bajo la custodia de una niñera mientras ellos cenaban en un restaurante celebrando su aniversario, cuando ellos llegaron a la casa encontraron a su pequeñito con el lado derecho de su cara totalmente golpeada mientras que la niñera estaba cómodamente dormida en el sofá.

No puedes dejar de ver: Salvó a una niña pequeña de ser secuestrada con esta simple acción

Por supuesto ellos asumieron que fue la niñera quien dejó esas marcas en la carita de su niño y decidieron someterla a los ojos de la justicia, quien falló a favor de esta vil niñera, “No sé como pude controlarme, fue Dios y quienes me consolaron los que me dijeron que no tomara la justicia por mis propias manos” declaró Joshua en una entrevista que tuvo luego de haber publicado los hechos en su cuenta de Facebook.

Los Marbury inmediatamente le pidieron una explicación a la niñera y tras horas de arduo interrogatorio esta confesó haberlo maltratado, declaración que fue llevada a la corte y aún así no sirvió para que fuese penalizada por sus actos; tras dos meses de investigación policíaca y juicios en contra de la niñera, la familia Marbury recibió la desagradable noticia: la corte declaraba inocente a la acusada. La justificación para la toma de esta decisión de la corte es que el bebé no puede confirmar verbalmente haber sido agredido por la niñera, tampoco Jacob puede explicar cómo sucedió la agresión y si tiene dolor por ello, por lo tanto al faltar la declaración de la víctima en el caso no se puede demostrar que fue la niñera y si fue ella no se sabe si lo hizo con absoluta intención.

Una completa injusticia, y tú, ¿Qué opinas? ¡Coméntennos y compártannos en las redes sociales!