Todos tenemos algo de inocentes

0

Buenas personas hay en todos lados, por lo menos en mi caso las veo todos los días. La mayoría son sencillas y creen en cosas simples. Pero, ¿todos tenemos algo de inocentes? Creo que si.

Según un estudio publicado por la Universidad de Stanford en julio de este año, se demostró que la bondad sirve para conectar a las personas y es un rasgo que se valora muchísimo en la sociedad.

Existen como en todos lados personas demasiado buenas cuyo carácter permite ser manipulado por otro en pos de un beneficio propio. Estas personas no cambian con el paso del tiempo sino que lo que logran es actuar en forma inocente de manera cotidiana.

Todas las personas bondadosas son guiadas por un sentimiento interior que no les permite apartarse del camino del mal actuando por instinto con una pizca de inocencia en cada cosa que emprenden. Esto puede transformarse en el camino que muchos inescrupulosos eligen para estafar, sin embargo, la realidad nos indica que los individuos honestos e inocentes siempre triunfan por sobre las personas sin escrúpulos.

¡Muy tierno! Este búho extrañó tanto al hombre que lo rescató que no podía dejar de abrazarlo

¿Sirve de algo ser buena persona?

Obviamente que si, la compasión y la bondad es la respuesta de todas aquellas personas que sienten empatía hacia el sufrimiento ajeno de los demás. Solo las personas bondadosas que no tienen una pizca de inocencia no perciben el dolor ajeno ni se preocupan por el sufrimiento de la otra persona.

No te pierdas esto: “Todo menos decirme gorda”

Cuéntanos, ¿te consideras una buena persona? ¿Te interesa el sufrimiento ajeno y tratas de ayudar lo más que puedes? ¿O solo lo haces cuando notas que no va a interferir en tus planes y a quitarte el tiempo?