No te apresures, después de un tiempo todo dejará de doler o de importarte

0

El estar consciente de que todo dejaré de doler con el paso del tiempo, puede darnos consuelo cuando pasamos por momentos tristes o dolorosos. También cuando tomamos decisiones complicadas con consecuencias que cambian nuestras vidas, o bien, cuando atravesamos situaciones que no logramos entender. Pero, aún así y de cualquier modo esto nos agota. No te apresures, después de un tiempo todo dejará de doler o de importarte. Las heridas van cicatrizándose y aunque no podamos olvidarlas, el dolor será cada vez menor. Lo sabrás porque lo podrás hablar sin que se te atraviese un nudo por la garganta. Sin que se te llenen los ojos de lágrimas.

Quizás también te puede interesar: Hermosas ilustraciones que te enseñarán la diferencia entre el amor y el romance

Gracias al tiempo, seremos capaces incluso de agradecer lo que nos sucedió en el pasado. Esto es así porque, aunque haya sido una experiencia lamentable, hoy comprenderemos que, de no haber vivido eso, no hubiéramos tenido la posibilidad de experimentar otras cosas.

La actitud será tu mejor arma para enfrentarlo todo

La actitud será fundamental a la hora de enfrentarte a una pena. Aunque, solemos aferrarnos al sufrimiento, si damos paso a la consciencia y paramos de identificarnos con todo lo que nuestra mente manifiesta, seremos capaces de aceptar lo que no nos gusta o lastima y, con el tiempo, todo dejará de doler.

Un último consejo…

Aunque la experiencia no haya sido buena, piensa en algo positivo que pudo haberte generado y déjala ir. Aprende, llora, canaliza, agradece y procura tu bienestar hasta llegar a la aceptación.

Original