Eres un pésimo jefe si dices algunas de estas 14 frases

0

Así como existen nefastos empleados en todos lados, también nos podemos encontrar a un pésimo jefe. Son aquellas personas que tienen bajo su cargo múltiples empleados y se muestran flojos, insensibles, no generan motivación, viven para regañar y buscan resultados imposibles presionando cada vez más a sus trabajadores. Existen jefes que inclusive disfrutan cuando sus empleados rompen en llanto tras un reclamo escandaloso que ellos hayan hecho, les gusta que las personas que tienen a su cargo sientan temor con sólo escuchar sus pasos.

55daee4cf3450

Si eres uno de ellos permíteme decirte que lo único que provocas es baja producción en tu empresa, un clima laboral desagradable que ahuyenta a todos esos talentos que pudiese tener tu compañía y una costosa rotación de personal. ¿Cómo saber si eres un mal jefe o si estás trabajando para uno? pues… eres un pésimo jefe si dices algunas de estas 14 frases.

Tal vez te pueda interesar: Conoce la personalidad de tu jefe según su mes de nacimiento

Probablemente esta sea tu primera vez como jefe, pero no es excusa para que te conviertas en un mandatario que no sabe cómo liderar a su equipo de trabajo lo que te hará ser un pésimo jefe, afectando de forma negativa tu reputación y moral. Es importante que tengas cuidado con tus actitudes porque tu empresa sea pequeña o grande depende de sus empleados.  La manera con la que te comunicas con tus empleados tanto corporal como verbalmente puede afectar tu relación con ellos. Es por eso que existen algunas frases que nunca deberían ser utilizadas, independientemente de lo que suceda con tu vida personal o cuál sea tu humor, debes tener cuidado y no mencionarlas.

devil_jefa

Las 14 frases que transforman a cualquiera en un pésimo jefe:

  • “¿Es que no sabes hacer nada bien?” Así tu empleado cometa uno o muchos errores esta es una frase que debes evitar por completo, ya que es muy ofensiva y quebranta completamente la motivación del trabajador. Cuando te encuentres en esta situación cuenta hasta 1000 y pídele explicaciones a la persona sobre la falla que cometió.
  • “¡Que sea la última vez!” Esta es la frase que todo jefe malvado ama decir. Normalmente esta amenaza hace referencia al despido del empleado, pero lo único que generas es miedo y no alcanzas los objetivos que necesitas.
  • “Tienes mucha suerte de trabajar aquí, en otro lugar…” Para comenzar ni siquiera tienes idea de cómo trabajan en otra compañía y si fuera cierto que la persona tiene suerte de trabajar contigo no habría necesidad de restregárselo en la cara.
  • “Ese no es mi problema” Siempre trata de entender las situaciones por las cuales tus empleados llegan tarde o no alcanzan los objetivos. Esta expresión debe estar eliminada de tu vocabulario si no quieres un fracaso.
  • “¡Para esto es que te pago!” Esta es utilizada frecuentemente por aquellos que tienen ínfulas de superioridad. Cuando dices esta frase prácticamente tratas a tu empleado cual esclavo que compraste en un mercado. Si quieres ganar respeto, utilizando esta frase nunca lo alcanzarás.
  • “Necesitamos eliminar gastos innecesarios” Jamás digas esto a menos que de verdad estés pasando por momentos económicos difíciles. Es grosero que recortes sueldos para comprarse trajes nuevos.
  • “Las cosas siempre se han hecho así” Cuando tu reclutas trabajadores, sobre todo si son jóvenes, es de esperarse que te propongan nuevas ideas. Son ideas que debes considerar ya que no sabes lo innovadoras que son y el efecto positivo que pueden tener sobre tu empresa.
  • “No te estoy pagando por pensar, te pago para que trabajes” Nuevamente las ínfulas de superioridad se encuentran en el aire. Es totalmente desalentador o descortés que le recuerdes el salario a tus empleados en cada oportunidad que tienes.
  • “No entregues nada si no lo haces bien” Esta es la clásica frase que se acompaña de papeles tirados por todo el escritorio o aventados a la basura. Es típica del jefe tirano al que no le importa humillar a sus trabajadores. En lugar de esta horrible acción muéstrale los errores que tiene el documento.
  • “Lo siento, ya es tarde no puedo hacer nada” Cuando usas esta frase actúas como Pilato lavándose las manos frente al problema que se presenta. Esta frase es utilizada en ocasiones para evadir aumentos de sueldos, permisos o para sugerir un despido.
  • “Tus problemas personales no los quiero en la oficina” Un empleado no es una máquina por eso tiene derecho a sentirse mal y a mostrar sus emociones dentro del trabajo. Al contrario, compórtate como un jefe dispuesto a escuchar.
  • “Tienes 10 minutos de retraso” Una cosa es que quieras que tus empleados sean puntuales al 100% y otra es volverte un maniático del reloj. A las empresas productivas les interesan aquellos resultados que su trabajador ofrece, no cuánto tiempo permanece dentro de la oficina.
  • “El que manda soy yo” Si quieres dejar en claro que eres un líder comienza por tus acciones, imponiendo el ejemplo en tus trabajadores. Nadie te va a respetar o seguir si actúas como un loco recalcando tu poder a los empleados.
  • “La empresa no te pertenece” Desalientas completamente al empleado cuando le dices que ese lugar donde labora no le pertenece. Una cosa es que la oficina no esté a su nombre pero ese lugar donde trabaja es parte de sus días y si le arrebatas ese sentimiento nunca podrá rendir en su empresa ya que generas desinterés por dar su mayor esfuerzo.

Pésimo jefe si haz dices algunas de estas 14 frases

No desmejores con palabras el trabajo de tus empleados. Ellos necesitan la ayuda de un líder no de un tirano. ¡No te transformes en un pésimo jefe!

¿Que te pareció? ¿Nos compartes en tus redes sociales?

Original