¿No sabes dominar tus emociones? ¡Utiliza un papel!

0

Muchas veces las emociones nos superan y necesitamos de alguna cosa extra para poder calmarnos y volver a tener los pensamientos claros como antes. No sabes dominar tus emociones, utiliza un papel y soluciona en gran parte tus trastornos emocionales.

Busca un papel y un lápiz y haz lo siguiente:

1

Si te sientes enojada dibuja líneas de diferentes largos y grosores.

2
Si sientes que estás cansada y que no das más, realiza diseños de flores de diversos tamaños. No hace falta que sean de colores, con hacerlas con un bolígrafo bastará.

lápices de colores

En el caso de que estés muy aburrida, toma una hoja de papel y tus lápices de colores y píntala por completo combinando los colores como más te guste.

3
En caso de tristeza una buena idea es la de dibujar pequeños arco iris que te alegrarán nuevamente.

4
¿Estás muy enojada? Pues entonces agarra un papel y rómpelo en pedazos diminutos. Verás que tu enojo desaparecerá como por encanto.

5

En caso de tensión o ansiedad, una buena solución es tomar un lápiz y un papel para dibujar diferentes patrones (ondas, cuadros, círculos o triángulos).

6

¿Nunca te paso decir “lo tengo en la punta de la lengua” y que no puedes recordar algo? La solución es bien simple, solo debes dibujar un laberinto con tu lápiz y verás que lo que creías olvidado aparecerá en tu mente como por arte de magia.

7

Muchas veces la desesperación se apodera de nuestro ser y tenemos que buscar una forma de calmarnos para pensar más claramente. En este caso lo que conviene hacer es dibujar caminos en un papel.

8

“¡No entiendo!” Muchas veces la necesidad de entender algo rápidamente nos impide concentrarnos y obtener la información necesaria como para solucionar o entender algo, lo ideal es tomar un papel en blanco y comenzar a dibujar todo tipo de mandalas.

9

Dibujar un paisaje en una hoja en blanco es perfecto para restablecer energías y tener un mejor estado de ánimo.

10

¿No sabes cómo te sientes?, pues entonces dibújate a ti misma y presta atención a tus expresiones, muchas veces nuestra mente no nos deja ver las cosas claras hasta que podemos observarlas detenidamente en un papel.

11
Finalmente si te cuesta concentrarte en una idea y necesitas enfocarte, realiza un dibujo de puntos.

¿Qué esperas para comenzar a dibujar? ¡Hazlo ya!