Hermanos separados por el Holocausto se reencuentran luego de 75 años

0

Al imaginar la incertidumbre de muchas familias separadas a causa del Holocausto que pasó hace casi 100 años nos quedamos cortos con el sentimiento. La tristeza que se vivió en aquellas épocas es inigualable y como prueba de ello hoy en día sólo quedan los relatos de quienes sobrevivieron a esa nefasta experiencia. Un ejemplo es la historia de Miriam Szpiro quién quedó viva luego de que aconteciera la Segunda Guerra Mundial provocada por los Nazis. Esta mujer mantuvo con ella siempre una fotografía para recordar a toda su familia luego de que fueron separados. Tanto buscó e indagó que por fin dio con el paradero de su hermano mayor Otto, 75 años más tarde.

otto-y-mary

Tal vez te pueda interesar: Una historia de amor que ya lleva 82 años…

Durante el ataque de Hitler miles fueron las familias que se separaron en busca de tierras en paz. En algunos casos tuvieron la oportunidad de reencontrarse pero no todos corrieron con esa suerte . En el Holocausto fueron 6 millones de judíos los que fueron asesinados sin piedad. Todo hombre, mujer, anciano y niño que perteneciera a esta religión o que ofreciera ayuda a esta gente corría un inminente peligro para esa época.

Un-superviviente-del-Holocausto-encontro-estas-viejas-fotografias-01

Miriam Szpiro es natal de Alemania. Pertenecía a una familia judía conformada por sus padres y dos hermanos llamados Edith y Otto. Ella no superaba los 5 años cuando los nazis irrumpieron en su casa y se llevaron a sus padres a un campo de concentración mientras ella y sus hermanos estaban ocultos bajo las camas pero se acuerda muy bien del momento.

Un-superviviente-del-Holocausto-encontro-estas-viejas-fotografias-03

Luego de eso, los 3 hermanos quedaron totalmente huérfanos y a la deriva porque nunca más vieron a sus padres. Todos aquellos niños sin la supervisión de mayores eran llevados a diferentes orfanatos y algunos eran trasladados inclusive a otros países. Esto último es lo que le sucedió a la protagonista de esta historia; Miriam y sus hermanos fueron enviados a Inglaterra, lugar donde fueron separados ya que vivieron en diferentes refugios. Miriam de 5 años recién cumplidos fue trasladada a un orfanato de Manchester y allí mantuvo la idea de que su hermano Otto estaba en Withington donde sería adoptado.

Un-superviviente-del-Holocausto-encontro-estas-viejas-fotografias-02

Miriam jamás pudo olvidar  a su hermano aunque la directora del refugio donde habitaba le repetía una y otra vez que su hermano estaba muerto pero nunca le explicó cómo y cuándo había fallecido.

Más años transcurrieron para que esta mujer fuera notificada de la muerte de sus padres. Le dijeron que su madre desapareció y que su padre fue asesinado 3 semanas antes de que liberaran a las personas que se encontraban en ese refugio.

Un-superviviente-del-Holocausto-encontro-estas-viejas-fotografias-05

Miriam siempre se mantuvo cerca de su hermana Edith con quien compartía sus preocupaciones por Otto. Ambas mujeres en el año 1955 emigraron a Israel lugar donde falleció Edith en 1989. Sin embargo las esperanzas de ver a su hermano aún no habían desaparecido. Con residencia en Israel por más de 70 años, ella continuó la búsqueda de su querido Otto y hoy en día, a sus 81 años, supo que su hermano había muerto y dónde se encontraba enterrado.

Un-superviviente-del-Holocausto-encontro-estas-viejas-fotografias-06

En su etapa de vejez Miriam recibió una carta proveniente del Museo del Holocausto en Amsterdam-Holanda. Esta carta estaba acompañada por unas fotos donde aparecía su hermano. Otto Szpiro murió de 15 años en un colegio donde mantenían muchachos jóvenes al aire libre en Chigwell (Inglaterra). Su tumba tenía él puesto número 814 del cementerio East Ham United.

Un-superviviente-del-Holocausto-encontro-estas-viejas-fotografias-04-1

No puedes dejar de ver: 5 soldados se unen para cantar una hermosa versión de “Coming home”

Esta mujer, que incansablemente buscó a su hermano, viajó en compañía de sus dos hijas hasta el cementerio donde estaba el cuerpo de su amado Otto y cuando llegó a este lugar entre lágrimas logró despedirse de su hermano Tenía el derecho de llorar a mi familia para cerrar este ciclo de dolor”. Aunque para ella fue doloroso saber el destino de su hermano, argumentó que se sentía un poco feliz porque sus preocupaciones e incertidumbres habían llegado a su fin.

Esto es lo que pasa cuando no pierdes la esperanza. ¿Comparten esta increíble historia en sus redes sociales?

Original