Gracias a este niño 10 animales con síndrome de Down siguen con vida

0

Roger Lideldoff fue el pionero en crear una fundación para animales especiales. Este ciudadano americano se encargaba de distintas labores administrativas en un rancho ubicado en Utah, algunas veces en su trabajo estaba acompañado de su hijo menor con síndrome de Down llamado Jason Lideldoff y gracias a este niño 10 animales con síndrome de Down siguen con vida.

sindrome destacada

Tal vez te pueda interesar: Asombroso lo que hicieron estos 4 gatitos

A Jason, como era de esperarse, le encantaba la compañía de los animales, jugar, comer y hablar con ellos era su pasión. Un día su papá notó la atención del hijo hacia una de las vacas del rancho, al mirarla bien se dio cuenta que no era igual a las demás y lo notificó a sus superiores, ellos ya sabían que algo andaba mal con el animal pero Roger identificó el problema, la vaca tenía Síndrome de Down igual que su pequeño.

sindrome 1

sindrome 2

sindrome 3

sindrome 4

Inmediatamente al saber esto los granjeros decidieron planear el sacrificio de la vaca y cuando Roger se lo contó a su hijo, esté rompió en llanto y plegarias para que su padre hiciese algo al respecto. Por el gran amor que el pequeño Jason le tenía a esa vaca Roger decide comprarla y darle espacio en su hogar. La felicidad de Jason fue inmensa y esto le dio una idea a su padre: abrir una fundación para aquellos animales que poseen Síndrome de Down de cualquier especie.

-sindrome 5

sindrome 6

-sindrome 7

sindrome 8

sindrome 9

No puedes dejar de ver: Horóscopo canino, descubre por qué tu perro es cómo es

sindrome 10

Así fue como Roger fabricó más corrales y recibió a numerosos animales especiales de todas parte de EE.UU. y pronto recibió ayuda monetaria y en materiales de distintos zoológicos del país. La idea principal de este refugio era darle una vida digna a cada uno de esos animales rechazados por el mundo. Hoy en día se ha convertido en un parque familiar, donde se le enseña a los niños que ser diferente no significa ser rechazado, que por el sólo hecho de ser animales deben ser respetados, cuidados y amados como cualquiera.

Una historia conmovedora, cuéntanos que te ha parecido y compártenos en las redes sociales.