Este bebé cayó en la piscina y su perro lo salvó

1

Lo que le pasó a este bebé es insólito pero por suerte el destino y su perro intervinieron. El héroe de esta historia es este amiguito perruno y en el post les contaremos todo sobre su aventura. Si aún no son amantes de los perros prepárense porque después de leer sobre este dúo sin duda lo serán: Este bebé cayó en la piscina y su perro lo salvó

Este bebe cayó en la piscina y su perro lo salvó

Quizás quieras leer: Su hijo murió en 2013. 3 años más tarde pasó ésto. ¡Increíble!

Este pequeño niño se llama Alexander Kenney  y tiene apenas de 2 años de edad. Su historia es tierna a pesar de lo triste y terrorífica que parece al principio. Alexander un día cayó en una piscina y quedó en una posición que empeoró aún más su accidente: Se cayó boca abajo. Su perro vio lo que pasó y fue a salvarlo. Su mejor amigo para toda la vida sin dudas.

2488859.main_image

Hay cosas que para algunos no hay una explicación lógica e incluso a muchos les resulta difícil aceptar que fue así, pero el perrito, viendo la situación, salió en búsqueda del  padre de Alexander y cuando lo encontró le ladró enérgicamente. El padre del niño decidió, quizás simplemente por curiosidad, mirar qué había en la piscina. La sorpresa de lo que encontró allí lo dejó pasmado.

inline_1778_56bb87f380c50

Alexander fue rescatado pero por el tiempo que permaneció allí, tuvo que ser hospitalizado y su estado de salud fue perjudicado. Aunque los primeros días de recuperación de Alexander fueron muy difíciles, él ya puede caminar.

48 horas después de entrar al hospital, el bebé se había recuperado milagrosamente. El niño casi muere ahogado, lo único que lo salvó fue la ayuda de su perro que le avisó al padre que algo había sucedido.

cuu_3

Si no hubiera sido por su pequeño guardián canino, la historia de este bebé habría sido otra. Gracias a Leala, Alexander ha sobrevivido. Su padre tuvo que darle media hora de resucitación cardiopulmonar antes de que llegara la ambulancia para llevarlo al hospital.

55fb04472a4b5

Afortunadamente, es una historia con final feliz. Aprende a valorar más a tus mascotas pues ellas van a cuidarte incondicionalmente. Hay que prestar atención a las señales que nos dan los animales que viven con nosotros.  Si bien no hablan, ellos encontrarán la forma de comunicarse.

¿Comparten esta historia en sus redes sociales?