Ella se dio cuenta que estaba enferma cuando descubrió misteriosos moretones en las piernas

0

Sin convertirnos en unos  paranoicos, es bueno siempre estar al tanto de todos los signos y síntomas de nuestro cuerpo porque pueden indicar que algo no está bien. Un ejemplo de ello es una niña de 14 años de edad proveniente de Ayr (Australia). Quien ha hecho público un  escrito sobre los síntomas que experimentó antes de su diagnóstico de cáncer. Lo sorprendente es que ella se dio cuenta que estaba enferma cuando descubrió misteriosos moretones en las piernas.

También te puede interesar: Por qué no tengo éxito en Tinder: las 5 razones de tu fracaso

Se dio cuenta que estaba enferma por los moretones en las piernas:

Esta chica llamada  Ashton Powell describió para una publicación local del Boletín de Townsville. Detalle a detalle de cómo ella comenzó a sentirse diferente en las semanas previas al descubrimiento de su enfermedad. Actualmente se encuentra diagnosticada con leucemia linfoblástica aguda y los síntomas que presentó fueron bastante difusos. La mama de Ashton preocupada por su hija la llevó al médico; donde se le diagnosticó que presentaba síntomas de gripe. Sin embargo, esta no era la única señal de que algo estaba mal. La adolescente comenzó a desarrollar diversos moretones en las piernas; esto junto con la sensación de malestar los doctores se dieron cuenta de que era algo más serio.

¿Mamá, tengo cáncer?

“Empecé a tener moretones en las piernas, e inmediatamente un terrible pensamiento cruzó mi mente. Mire a mi mamá y le pregunté: ‘¿Tengo cáncer?”– comenta la joven Ashton en su escrito. A pesar de que recordó su madre mirando con preocupación el rostro de ella; Ashton explicó las formas en que ella trató de desestimar las preocupaciones. La estudiante pronto convenció a su madre para realizar un análisis de sangre por si acaso y el resultado fue determinante. El análisis de sangre reveló la noticia a Ashton y a su familia; quienes supieron que  se había terminado el juego: Ashton tenía leucemia. “Después de que el médico nos dijo, mi mamá se puso a llorar mientras que mi papá estaba en shock y yo me encontraba entumecida y sin poder modular alguna palabra”- explicó Ashton.

Los síntomas…

Otros síntomas que Ashton estaba experimentado durante el tratamiento fueron: cansancio, pérdida de peso, sudoraciones nocturnas. Además de piel pálida y dificultad para respirar, fiebre alta, dolor en el lado izquierdo del estómago, sensación de saciedad después de pequeñas porciones, infecciones frecuentes y dolor en los huesos . Afortunadamente, la adolescente entró en remisión, lo que significa que su cáncer se ha extinguido. Pero no antes de soportar una larga quimioterapia. Y ahora, dos años y medio después, se encuentra orgullosa porque logró superar a esa enfermedad. “Le di una patada al cáncer”– describió la joven.

¡No subestimes los moretones en las piernas, consulta siempre a un médico!

Original