Nunca fuiste el hombre que yo necesité

0

Es probable que si hubieran sido otras las circunstancias la historia sería diferente. Pero no fue así porque nunca fuiste el hombre que yo necesité.

No sentiste nunca el mismo amor que yo sentí por ti

Cuando me preguntan la definición de amar me quedo pensando. Hace mucho que nadie me dice que me ama porque la persona en la que yo confíe ciegamente no resulto ser el hombre que yo pensaba sino que fue un cobarde sin corazón a quien no le importaron mis sentimientos.

Te invito a que visites: Los chismes se terminan cuando alguien inteligente los oye

Ojalá hubieras mirado a tu costado para ver mi mirada de amor, ojalá no hubieras corrido atrás de la primera falda que se te cruzó o ante la primera mirada sugerente de otras mujeres a las que no le importabas un comino y que solo te querían para una sola noche.

Ojala me hubieras amado…como te amé yo a ti.

Hoy en día puedo decir que me encuentro feliz conmigo misma, que no necesito de alguien que esté conmigo porque le daba lástima. Vuelvo a decir lo mismo de antes:

Nunca fuiste el hombre que yo necesité

Sino que pronto te convertiste en un extraño al cual apenas conocía. Te quejabas de que te trataba fríamente en el último tiempo. Pero, ¿qué hay de mis sentimientos? ¿No cuentan? Creo que sí y en el momento que decidí decirte adiós fueron lo más importante.

Creo que el amor vendrá a mi vida pronto, que podré ser feliz como nunca lo pude ser contigo y que lo tuyo será solo un mal recuerdo que pronto abandonará mi mente, ¡para siempre!

¡Comparte el artículo en las redes sociales si alguna vez te sentiste así y coméntanos qué pasó en tu caso! Todas tuvimos algún mal amor y volvimos a amar después.

Original