De desertor de la Universidad a ícono juvenil, como Auditya Venkatesh enmarcó su propio camino.

0

Él es un fotógrafo autodidacta de 28 años de edad, que renunció a una prometedora carrera de Contabilidad para seguir su pasión. Haciendo uso de las enormes redes sociales de la web llegó hasta la cima con 700.000 seguidores en Facebook y 1.200.000 seguidores en Instagram. Al hablar de su viaje, el reconocido fotógrafo de viajes es abierto y sincero.

Mi padre siempre soñó con que estudiara para ser auditor, por eso agregó la palabra auditoría en mi nombre, comenta con una sonrisa Auditya Venkatesh.

Uno puede rastrear fácilmente la carrera de este habitante de Bengalore, la cual es una inspiración para muchos.

De desertor de la Universidad a ícono juvenil, como Auditya Venkatesh enmarcó su propio camino.

Su amanecer en la fotografía

Auditya era un estudiante cuando empezó su página de Facebook, Audi Fotografía. Su interés en su programa de estudios fue disminuyendo, lo que le llevó a seguir su pasión. La idea de capturar cada momento siempre estaba en el fondo de su mente, y finalmente renunció a la universidad para seguir sus instintos.

Deserté y fue lo peor. Me di por vencido. Estudiar no era para mí. No pude terminar mi carrera de Contabilidad. La razón por la que me di por vencido, fue que cuando estaba haciendo mi pasantía, yo era el único en todo mi lote que podía comunicarse, por lo que tuve la oportunidad de dirigir mi propio equipo, me encargaba de entrevistar a los Contadores que iban a trabajar para mi equipo. Entonces me di cuenta, que en caso de que terminara mi carrera podía ser entrevistado por un chico de 20 años que no tuviera la menor idea de lo que hacía, y eso no me pareció algo que valiera la pena. Esa es la historia detrás de mi deserción.

Su período inicial con la lente se remonta a la época en que tenía 7 años de edad. Después de muchos experimentos y sesiones de prueba, recibió un premio de una cámara de 5MP. Siempre he estado interesado en la fotografía. Desde que era un niño; Siempre me ha fascinado. Cuando era demasiado joven para que me confiaran una cámara, me gustaba hacer que mi familia o amigos se sentaran y los dibujaba en una hoja de papel, luego esbozaba un poco negativo sobre el dibujo  y lo colocaba en un sobre que decía Foto- Flash en la parte superior, al igual que lo hacían en los viejos tiempos.

Con el tiempo, empezó su primera página de fans en Facebook bajo el nombre de Audi  Fotografía el 1 de octubre de 2010, hoy cuenta con unos 700.500 seguidores apasionados por la fotografía.

Mezclar el amor por viajar en la fotografía

Mientras que la mayoría de nosotros hemos crecido con vagos recuerdos de viajes familiares a lugares religiosos, ferias, exposiciones, y días de campo, Auditya recuerda convertir cada una de estas memorias en memorias más pequeñas. Al crecer en una familia que cree en un pasaporte lleno de sellos, empezó a viajar a una temprana edad regularmente, costumbre que religiosamente sigue aún hoy en día; tanto es así que, cada 4 meses, se sumerge profundamente en la naturaleza para volver con un puñado de obras maestras.

Los viajes y el paisaje es lo que yo fotografío mayormente. Creo que lo que somos al crecer tiene mucho que ver con la forma en la que fuimos criados. Cuando niño, viajamos mucho como familia, a diferentes lugares. A lo largo del camino también documentamos nuestros numerosos viajes y las cosas que hicimos. Y de allí proviene mi amor por los viajes y la fotografía.

Mientras que la mayor parte de su trabajo tiene una base de fans por la que cualquiera moriría, sus colecciones  del Himalaya, los lugares del noreste de la India y las siluetas son las que más gustan. Cavando en su gigantesca colección, su obra más apreciada es el video que hizo de Sikkim. Recientemente  llegó de un viaje autofinanciado alrededor de la India, pasó 50 días en la travesía y cubrió 13.000 km.

Quizás pueda interesarte 15 imágenes impresionantes tomadas en plena naturaleza que muestran la complicidad entre fotógrafos y animales.

La fotografía como una carrera

Seguir carreras convencionales es obsoleto en estos días, pero cuando Auditya comenzó, la fotografía era una opción descabellada como una prometedora carrera. Decidió hacer frente a la presión social, optó por la fotografía a pesar de que no le prometiese una gran cuenta bancaria, pero hoy su principal clientela incluye marcas como Vodafone, Samsung y Toyota.

Siempre cobre precios bajos, pero nunca hice nada gratis. Amo las redes sociales. Cuando empecé, sabía que amaba tomar fotografías, pero no sabía qué hacer con ellas o cómo mostrarlas. Justo cuando estaba pensando en esto, me encontré con una nueva función que Facebook había lanzado, las páginas de Facebook. Así inicié con eso, como una manera de decirle a la gente “Hey, esto es lo que estoy haciendo ahora”. Con el tiempo, mi trabajo ha logrado construir una comunidad, y estoy agradecido por ello.

Los negativos detrás de la vida de un fotógrafo

Comenzó a tomar decisiones por sí mismo a la edad de 16. Desde el trabajo como un tele-operador que llama para pagar sus propios impuestos hasta ser dueño de su propia oficina, Auditya ha visto la hierba en ambos lados.

La vida de un fotógrafo no es fácil. Se necesita perseverancia y determinación para mantenerse dentro de un perfil donde las invitaciones a fiestas significan fotografías gratis, las bodas significan la oportunidad de adquirir experiencia sin pagos. Hablando de sus obstáculos iniciales, Auditya dice:

Quizás la mayoría de los fotógrafos se identifiquen con esto, lo más difícil es intentar establecer un monto de pago que beneficie a ambas partes, y luego de que el trabajo esté finalizado, conseguir que los clientes paguen a tiempo.

Su experiencia y conocimiento de la fotografía era muy limitada cuando empezó a trabajar, y muchos de los conocimientos acerca de cómo pactar un precio base, cómo hablar a los clientes y cómo resolver las distintas situaciones, los pudo adquirir trabajando como modelo para algunos proyectos.

Durante uno de sus proyectos con el Discovery Channel en Sudáfrica, fue despojado de su equipaje. La bolsa robada contenía aparatos, cámaras y lentes por un valor de mil rupias, debido a eso tuvo que cancelar todos sus próximos proyectos, reembolsar a sus clientes y encontrar un trabajo potencial mientras se recuperaba. Tomó casi un año para él volver a su vida normal, la lucha contra las probabilidades de perder algo tan valioso. Fue uno de los puntos de inflexión de su vida.

984251_10152852765827095_1473116742931343901_n

No dejes de ver las 100 mejores fotografías de la historia sin Photoshop.

Auditya es un ejemplo apropiado de cómo se lucha cada batalla, utiliza los recursos disponibles, fortalece tu pasión y conquista el mundo.

Cualquiera que sea tu trabajo, permanece fiel a lo que quieres lograr, esa será la única manera que puedas destacar. Dice Auditya, fluye como el viento y confía en ti mismo.

¡Inspirador! Comenta qué te pareció esta historia. ¡Comparte esta nota con tus amigos!

Original