9 secretos que los padres deben saber sobre su mujer

0

Ser madres cambia nuestra vida por completo. Solemos incurrir en el error de que la mujer puede con todo y que los padres pueden asumir menos roles a la hora de aumentar la familia.

A veces los padres asumen que todo se hace solo y nosotras les generamos la falsa realidad de que podemos solas (aunque siempre estamos esperando que nos ayuden sin tener que pedirlo). Pero lo mejor, es que seamos honestas con nosotras mismas: nuestro cuerpo ha pasado por muchos cambios, el sueño esta alterado por el cuidado del bebé y las tareas de la casa han aumentado. No debemos esperar a que los padres adivinen nuestras necesidades y debemos pedirlas directamente para aliviar la carga. Sin embargo, para conocer alguna de todas estas necesidades aquí te dejamos 9 secretos que los padres deben saber sobre su mujer. ¡Esperemos que ayude a entendernos mejor!

padres-mujer

  1. La mujer lidia con muchas cosas durante el día. Aunque sabemos de la importancia del trabajo de los padres fuera de la casa, siempre esperamos su llegada para conseguir un poco de contención.
  2. Somos demasiado críticas con nosotras mismas y no está demás que nos digan lo hermosas que estamos aunque no hayamos tenido el tiempo de arreglarnos. Si realmente quieres dar una ayuda a tu mujer, ocúpate un rato del bebé para que ella pueda darse un baño relajante.
  3. Los bebés usan mucha ropa y algunas veces tenemos que ponernos a lavar cuando estamos a punto de quedarnos sin nada limpio. Poner una lavadora es sencillo y es de gran ayuda. Con estas tareas harás sentir a tu mujer que estás tomando responsabilidades como padre.
  4. Si bien los padres no pueden amamantar, es bueno que acompañen en el momento a su pareja para darle un vaso de agua (amamantar provoca sed) o lo que necesite que probablemente no puede alcanzar.
  5. Mientras los niños van creciendo el caos en la casa aumenta. Por más que intentamos que todo luzca bien, no lo logramos. Agacharse a recoger juguetes por ejemplo, es un acto de compañerismo que es necesario para llevar adelante la crianza.
  6. Necesitamos sentirnos amadas y respetadas, tanto en actos como en palabras. No le digas a una mujer que acaba de dar a luz que está desarreglada. Ella ha atravesado muchos cambios y no está en disposición de ocuparse de sí misma aunque lo desee.
  7. Trata de tener detalles de vez en cuando que la hagan salir de su rol de madre. Es muy bonito recibir un regalito de vez en cuando y saber que aun nos aman.
  8. Los padres deben practicar la solidaridad y evitar comentarios como “la comida no está lista”.
  9.  Por último, es importante saber que no importa si la pareja sigue adelante o decide separarse, los hijos son para siempre y su cuidado es tarea tanto de los padres como de las madres.

Las mujeres cambian mucho con la llegada de un hijo, pero si los padres pueden implicarse en la crianza a partes iguales que las madres, la familia será feliz y no habrá conflictos que lleven a una ruptura.