¡5 movimientos para alejar el dolor de cuello y espalda!

0

Seguro has experimentado algún dolor de esos terribles que corren por tu cuello o espalda. Te traemos la solución.

¡5 movimientos para alejar el dolor de cuello y espalda!

1. Corrección de postura.

Para el dolor de cuello y espalda.

El primer paso para aliviar el dolor de cuello y espalda es corregir tu postura porque esta es la principal causa de esos dolores. Piensa en cómo estás sentado en este mismo instante. ¿Te fijas?

Te recomendamos ver: Ten cuidado con estos 7 dolores del cuerpo que no debes ignorar

Pasa de una postura desgarbada a una postura erecta. Haz esto hasta que te hagas consciente de tu mala postura y repite el movimiento de 15 a 20 veces cada pocas horas. Cuando estás trabajando, trata de acomodarte en una posición ligeramente más relajada (pero en posición vertical). En otras palabras, si 100% es totalmente erecto, sitúate en 90%.

2. Retracción del cuello.

Para el dolor de cuello.

Cuando miras la computadora, tu cabeza generalmente se encuentra hacia delante, como una tortuga. Esta es una posición peligrosa para mantener por un largo período de tiempo porque atrofia la espina dorsal y la posición de descanso de la vertebra.

Empuja tu cabeza hacia atrás para crear una “doble barbilla” o papada. Piensa que una persona desagradable viene a besarte, haz ese movimiento y sostenlo por unos segundos, luego relájate. Haz de 10 a 15 repeticiones cada 2 horas.

3. Extensión de cuello.

Para el dolor de cuello.

Vamos por la vida viendo el celular, siempre cabeza abajo, casi no miramos hacia arriba. Esto es terrible para tu cuello y deriva en terribles dolores.

Simplemente mira hacia el techo y mantén esa posición por unos segundos y luego relájate. Haz esto 10 veces cada 2 horas.

4. Flexión de espalda.

Para el dolor de espalda baja.

Nos flexionamos hacia delante muchísimas veces al día. Tienes que flexionarte hacia atrás para crear un balance.

Quizá te interese ver: Lo nuevo en medicina para aliviar el dolor: supositorios de marihuana, se abre una ventana más al uso medicinal de esta sustancia

Párate y coloca tus manos en la espalda. Inclínate hacia atrás ligeramente. Haz 10 repeticiones -intentando ir más atrás cada vez- y repite 10 veces durante el día, especialmente después de levantar algo pesado o mantenerte mucho rato sentado. Es perfecto para hacerlo luego de una reunión de esas aburridas que duran hoooras.

5. Extensión en cama.

Para el dolor de espalda.

Esta secuencia puede ayudarte a que las vertebras se alineen solas. Debido a que te pasas la mayor parte del tiempo ligeramente flexionado, estos movimientos pueden combatir los efectos de esa posición en la que generalmente te encuentras.

Acuéstate recto sobre la cama o una superficie cómoda y recta. Reláte, suelta la tensión. Espera 4 o 5 minutos en esta posición. Luego adopta la posición de esfinge, apoyada en tus codos. Espera 2 minutos mientras respiras profundamente. Vuelve a acostarte en la posición inicial pero con las manos a nivel de tus hombros. Levanta tu torso apoyándote en las palmas de tus manos. Vuelve al paso anterior. Repite toda la secuencia 10 veces.

Esperamos que sea de mucha utilidad para ti. ¡Comparte! Puede que un amigo lo necesite.